lunes, 19 de noviembre de 2018

Cepillos de dientes de bambú

Muy buenaas,

No sabéis las ganas que tenía de haceros esta review. Sabéis que soy higienista dental y poder unir mi blog con mi trabajo me hace bastante ilusión.
Esta semana os quiero hablar de los cepillos de dientes biodegradables hechos de bambú.

Me parecen muy buena opción para reducir el consumo de plástico, tema que esta sonando tantísimo últimamente. Parece que poco a poco se va tomando consciencia y ésta sería una pequeña opción para realizar un pequeño cambio.

Estéticamente hay que reconocer que son una monería, me parecen muy bonitos y juegan con los colores de las cerdas naturales. Aunque yo prefiero las cerdas de carbón. Las cerdas que se emplean son de Nylon 6, un material libre de bisfenol A (BPA) con carbón activado, que absorben la placa bacteriana. No son cerdas naturales pero tienen una facilidad de degradación mucho más rápida que otros componentes plásticos. Os hablo de  los cepillos que tienen las cerdas de color negro.
Tengo que decir que hay pocas opciones veganas, ya que cuando hablamos de cerdas naturales suelen proceder de los cerdos. Aunque afirman que son criados en granjas ecológicas. Pero sí, utilizan un producto animal por lo tanto no se puede considerar vegano. 

Son cepillos blandos, ideales para no dañar las encías. Era algo  que me preocupaba bastante, ya que no especifican la dureza. Así que me temía que pudieran ser demasiado duros. Pero para nada, son muy suaves. Se cambian a los 3 meses de uso igual que los convencionales.


Lo que no me gusta tanto es el packaging de muchos de ellos, ya que vienen en bolsita de plástico o caja de cartón con plástico. No le veo sentido! Promueves un producto biocompatible y lo envuelves en plástico... en fin, hay opciones sin él (menos mal). 

Le veo una pega al mango de madera y es que cuando no usas el cepillo lo dejas en su vasito en el baño. Que con los días va acumulando un poquito de agua. Al ser madera esta absorbe y no se si a la larga serían un cúmulo de bacterias. Así que hay que controlar muy bien que ese vaso esté siempre muy limpio.

Ya como comentario personal deciros que  el tacto de la madera en la boca de primeras no me resultó nada agradable. Piensa en pasarte un trozo de madera por la lengua... áspero... los primeros días me dio algo de grimilla lo confieso, pero se pasa a los pocos días.

En definitiva es un producto que aprobaría en consulta y además me gusta que apoye a la causa de liberar nuestras vidas de tanto plástico.

¿Los habéis probado?¿Qué os parecen? ¿Qué otros cambios plastic free estáis probando en vuestra vida en general?

Un besazo muy muy fuerte!



53 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Hace relativamente poco que me he pasado a los cepillos de bambú. Cierto es que he usado en otras ocasiones alguno de ellos, pero no como un hábito, pero creo que ya no vuelvo para nada a los de plástico.
    Además de ser más sostenibles, como bien dices, noto que me va mejor para mis encías, que las tengo sensibles.
    ¿Cosas he cambiado? Bueno hace tiempo ya que no uso las dichosas bolsas de plástico del súper, siempre llevo conmigo de tela. Nada de comprar frutas o verduras ya envasadas, porque no veas la de desechos en plástico que generan, e intento minimizar mi consumo de productos que vengan en formato plástico si hay opció cristal. Y las cañitas de plástico las he sustituido por de comestibles o de un producto similar al cartón (es que no sé exactamente qué es jejeje)
    Y obvio, que el tema reciclar la basura lo llevo años haciendo.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo realmente aluciné cuando quise prestar atención al plástico que deshechaba en 1 día! me impactó tanto que me puse muy seria con el reciclaje. Me alegra muchísimo ver tantas personas concienciadas :D

      Eliminar
  2. No los he probado, pero desde luego, lo del plástico es algo que nos tenemos que plantear seriamente porque vaya tela. Bajamos la basura orgánica cada dos días, y el plástico, TODOS los santos días...es terrible.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Hola Lala, estoy en eso,, de comprar cepillos de éste tipo, pero al igual que tú,,pienso en las bacterias que se acumularían en la madera,,,y que se pondría negro enseguida,,no lo sé , ésta opción me la estoy pensando aún.Yo de momento sigo con mi cepillo convencional, que cambio cada tres meses,,y visitas dentales dos veces al año. Con respecto al reciclaje seguimos en casa con ello, el cubo de la basura tiene dos compartimentos uno para plasticos, y oyto para papel y cartón, luego tenemos otro pequeño a parte para orgánicos...LLevamos nuestras bolsas al super también,,,aunque a veces siempre necesitamos comprar alguna,,jejej..inevitable a veces..Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le pasa a mucha gente lo de las bolsas, yo creo que hasta que le pilles el truco de las bolsas que necesitas para lo que compras. :D

      Eliminar
  4. Me quedan varias dudas ¿tres meses para cambiar el cepillo de dientes? yo al mes suelo cambiar el cabezal del eléctrico ya que me suele gustar más, pero bueno.
    El de bambú lo veo un acierto, pero dicen, digo dicen que no lo sé, que el bambú puede coger bacterias por el tipo de componente. No sé si podrás sacarme de la duda, pasaré para ver si me dices algo.
    Eso si, es una monada.
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ali, si lo cambias tan seguido será porque haces demasiada fuerza al cepillarte los dientes. A la larga podría darte un poco de sensibilidad. Prueba a hacer un poco menos presión, verás que la higiene es igual de eficaz pero el cabezal de dura perfectamente 3 meses. Besos

      Eliminar
  5. Hola! La verdad es que no lo he probado, llevo años con el cepillo electronico y estoy contenta con los resultados. Me ha llamado la atención la anotación que has hecho sobre las empresas que usan bolsitas de plástico promoviendo un producto más saludable para el ecosistema no sé si se podrá poner quejas sobre esto ya que es totalmente incoherente.

    ResponderEliminar
  6. yo la verdad es que tengo uno en la taquilla! besitos!

    ResponderEliminar
  7. Es un diseño novedoso pero sobre todo amigable con el medio ambiente, es importante reducir el consumo de plástico que cada vez se ve que hace más estragos en la naturaleza con incendios forestales o dañando la fauna de los océanos, me gusta que su cerdas sean suaves y no dañen las encías.

    ResponderEliminar
  8. Hola, ni siquiera sabía que existían! pero me parece una gran idea para mejorar el medio ambiente (aunque venga envuelto en plástico XD)
    Realmente me parece una idea fantástica y voy a mirar de conseguir uno. ¡Gracias por el descubrimiento! :D

    ResponderEliminar
  9. Hola, estaba buscando información y opiniones de lis cepillos de dientes biodegradables de bambú, llevo ortodoncia y tengo las encías extremadamente sensibles , puede ser que sea una buena opción para mi. En cuanto al tema del plástico estamos rodeadas de él pero podemos ir cambiándolo poco a poco con pequeños. Hábitos como el que tú muestras por ejemplo!! Si lo pruebo te contaré como me va porque. Es una idea sostenible y muy útil, si cada uno ponemos un granito de arena podremos hacer más fácil la sostenibilidad del planeta, gracias

    ResponderEliminar
  10. Ay me encantó!!!! Quiero uno de estos cepillos para mí. Los plásticos son muy nocivos para el ambiente y quiero probar este para ver que tal. Además tiene un diseño precioso!! Los colores de las cerdas resaltan muchisimo con esa madera. Lo amé!

    ResponderEliminar
  11. Nunca he utilizado cepillos biodegradables y me parecen geniales para cuidar nuestro medio ambiente. Ojalá que seamos más los que nos unamos a este medio para ayudar a mantener un medio ambiente sano. Te creo cuando dices que no te agrado la sensación del cepillo en la boca, todo es un proceso de adaptación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síí, fueron los primeros días. La sensación era extraña. Ahora ya ni lo aprecio

      Eliminar
  12. Mmm si los había visto pero en fotos, no sé si a Colombia ya llegaron. Es buena la idea para reducir un poco la huella de carbono yo por ahora eliminé las bolsas plásticas de casa.
    Saludos
    Diana Arroyave

    ResponderEliminar
  13. Hola
    Me parece una excelente idea el promover el uso de este tipo de cepillos de dientes para reducir el plástico. Estoy muy a favor del reciclaje y colaboro cuidando el medio ambiente. Pero me parece mas importante aún promover el sufrimiento animal si contiene componentes de origen animal. No creo que lo vaya a usar en un futuro,pero buscaré otras alternativas igualmente para reducir el consumo de los convencionales.

    Gracias por la entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cepillos de bambú sin cerdas de origen animal. Yo lo aviso porque se que no son todos. Hay que mirar bien

      Eliminar
  14. ¡HOla! precisamente hace unos meses empecé a usar un cepillo de bambú y me pasó exactamente como a ti, los primeros días me daba mucha grima el tacto de la madera en la boca; encima venía de utilizar un cepillo semi-eléctrico (no sé si se llaman así; es un eléctrico desechable) y el cambio fue brutal. Pero poco a poco me fui acostumbrando y no lo cambiaría por otro. En cuanto a la dureza de las cerdas, en mi caso me preocupaba que fueran demasiado blandas, pues en la tienda dónde las compré había dos durezas; como tengo encías sensibles elegí la blanda y me dio miedo que fueran tan blandas que no limpiasen bien, pero al contrario, la dureza es perfecta. En cuanto al envoltorio, el que compré yo aseguran que es plástico biodegradable.
    LA verdad es que aunque sea poco, es una manera de contribuir a reducir el plástico y me alegra que cada vez seamos más los que estamos concienciados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada gesto cuenta. Y hay que decirlo todo. Es un beneficio para el medio ambiente pero para nuestra salud también. Todos ganamos

      Eliminar
  15. Me ha gustado tu reseña porque cuentas las cosas tal y como son, se nota que no estas intentando vender nada y eres honesta, todo lo cual se agradece, la verdad es que por un lado me parece bien pero por otro estoy un poco alerta de no caer en el mercadeo de los ecoproductos que simplemente es un gancho publicitario porque a la larga de eco no tienen nada empezando porque el consumismo no es nada eco, en fin gracias por tu reseña muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo Maria Jose. La vida eco esta de moda y sabemos que consecuencias crea eso. Es marketing e intentan crearte necesidades que no son ciertas. Hay que ir con ojo e utilizar lo que realmente se necesita.

      Eliminar
  16. Pues yo hace años que me he pasado a los cepillos eléctricos e imagino que no hay repuestos ecológicos para ellos. Me ha llamado la atención lo de las cerdas con carbón, no tenía ni idea. En cuanto a la reducción del plástico me temo que es otro bluf de los que nos intentan colar por todas partes. Hay que reciclar pero hacerlo en serio. En mi barrio es imposible porque, aunque quieras, no existen contenedores apropiados. Lo de las bolsas de plástico del súper está bien pero todo lo que hay dentro está lleno de plástico por todas partes. La solución es lo biodegradable pero creo que a día de hoy no hay nada que sea lo suficientemente duro para aguantar los plazos de caducidad de los alimentos. Es una lucha difícil, muy difícil. De momento hay que intentar aportar nuestro pequeño granito de arena aunque te lo pongan muy difícil.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Te enseñan a reciclar pero no a consumir menos... triste pero es así. Encima si te lo ponen complicado frustra. Pero bueno si ven que hay una necesidad acabarán cediendo. Mucho ánimo

    ResponderEliminar
  18. En los últimos meses precisamente estoy usando cepillo de dientes de bambú. Tengo que hablaros de ello. Es un cambio si siempre has usado los tradicionales. Lo que sí que me gustaría es que tuvieran las cerdas un poco más duras. Tenía entendido que los cepillos se cambiaban cada 6 meses, no cada 3, pero yo voy un poco por libre jajaja. Bss.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola, preciosa!

    Al leer tu entrada voy a pensar seriamente en pasarme a los cepillos de bambú. Está claro que los primeros días tardaré en acostumbrarme y tendré las mismas sensaciones extrañas que tú al principio pero creo que es lo mejor. Además, he leído que son muy beneficiosos para las encías sensibles así que tengo que probar sí o sí. :) ¿Cambios importantes? Desde hace bastante tiempo llevo mis bolsitas de tela al supermercado e intento no comprar nada envasado. ¡Un besazo, preciosa! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué guay! Me anima un montón ver que otras personas hacen pequeños gestos también.
      El cepillo de dientes es perfecto para encías sensibles ;)

      Eliminar
  20. Hola guapa
    Descubrí hace tiempo los cepillos de dientes de bambú gracias a una cajita de belleza y de verdad que me encanta la idea!!
    De este me gusta que sea apto para encías sensibles porque es una zona con la que yo sufro mucho también, así que me va genial
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Arien!! Esas cajas van genial para descubrir nuevos productos

      Eliminar
  21. Holaaaaaaaaaaaa!
    Es la primera vez que veo este producto, aunque no sé si sería para mí. Soy muy quisquillosa con estás cosas, más leyendo que a primeras no te gusto. No sé. Quizá le dé una oportunidad por el tema del plástico que tanto se habla ahora.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo perfeccionan. Si no te animas dale un poquito más de tiempo y verás como te acabará gustando.

      Eliminar
  22. Hola wapa! Es la prmera vez que veo un cepillo de madera y la verdad es que es muy bonito pero creo que a la larga se apulgarará ya que dices que absorve mucha agua. bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahora aguanta perfecto. Como comento en mi blog tengo cuidado de que no quede agua en el vaso. Es lo único que me preocupaba de éste cepillo. Pero veo que a la larga funciona bien.

      Eliminar
  23. es un tema que últimamente eme preocupa mucho, quiero reducir residuos y que los que genere sean lo más biodegradables posibles: odio el plástico y algunas cosas no se como sustituirlas pero el cepillo, estoy deseando que el mío se estropee para empezar a utilizarlo de bambú.

    ResponderEliminar
  24. Hola guapa, pues nunca he probado unos cepillos como estos, de bambu pero despues de leerte me encantaria probarlos, ya imagino que al inicio era un poco raro de notar en la boca pero como todo, al final te acostumbras! y es verdad que el packaging ya podria ser sin plasticos!

    ResponderEliminar
  25. No sabía de su existencia hasta leee tu post. Sigo usanso los convencionales, pero haciéndolos de bambú y madera, podrín serbel futuro para acabar con tanto plástico. Aunque primero, tendrán que empezar por el packaging como dices tú. Si no, de nada sirve, que el cepillo no lo lleve.

    ResponderEliminar
  26. Hola guapa pues no sabía de la existencia de ellos acabo de enterarme pero me parece una fantastica idea para acabar con el plastico aunque sigo utilizando los de toda la vida aunque como dices primero tendran que empezar por el packaying sino no conseguimos nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta claro, cada vez hay más conciencia por suerte y no tardarán en mejorarlo

      Eliminar
  27. oye que genial esto de los cepillos de dientes de bambu, nunca habia escuchado hablar de ellos. Ultimamente he escuchado mucho sobre los beneficios y todas las cosas que se pueden hacer con bambu pero no sabia lo de los cepillos de dientes pero me suena de lo más logico, es un excelente material, una de las mejores maderas y sin duda queda de los más bellos, es muy estetico. Quiero uno sin lugar a dudas jejeje =)

    ResponderEliminar
  28. Hola siempre he tenido las ganas de probar cepillo de bambú siempre que veo reseñas me dan ganas de probarlo sobre todo porque eso Yo daría muchísimo a la naturaleza me encanta que hayan creado este tipo de cepillo espero en algún momento llegará a probar Muchas gracias por tu reseña saludos

    ResponderEliminar