lunes, 1 de agosto de 2016

Experiencias igual a recuerdos

A veces me sorprende esa necesidad imperiosa que tengo de vivir experiencias nuevas...

Son la 1.22h de la noche, estoy tumbada en la tumbona de mi casa en medio del campo, bajo las estrellas mirando hacia la nada envuelta en oscuridad absoluta. Únicamente acompañada por la luz de la tablet. Pensando...

Siempre estas buscando experiencias, como si no te conformaras  con nada. No es así, no se trata de conformismo. En realidad hablo de recuerdos. Experiencias=recuerdos.

Gracias a esas ganas de vivir  hace que tenga recuerdos que valen oro. Buenos y malos claro. Pero siempre tengo presente los buenos. Que... ¿a que me refiero? En realidad a cosas simples.  Como dar un paseo hasta una playa escondida en paddle surf. A querer superar mi vértigo haciendo escalada en el Atlantis de Ibiza, a pasear por la selva de Costa Rica, subirme a la noria más antigua de Europa en Viena , organizar un viaje loco a Roma con un montón de amigos etc etc etc.

No me siento inconformista o que no valore el día a día o la tranquilidad que te aporta una rutina. Simplemente me muero por vivir y sumar recuerdos. Al fin y al cabo considero que eso me hace ser quien soy.

No es especialmente una crítica pero me aburre la vida que me pueda resultar muy plana y/o rutinaria.  Trabajo-casa.  Buff pesadilla. Es mucho más divertido pensar "venga que hacemos hoy?"


No hay comentarios:

Publicar un comentario