jueves, 26 de abril de 2012

Los Nervios I



Pongo I porque supongo que habrá un II, III incluso un IV.  Hoy queda exactamente un mes para mi boda y los nervios ya están aflorando a base de bien. He estado cotilleando por foros para saber que “sienten” otras novias esos días antes. Hay infinidad de sensaciones. Las que si tengo claras son las mías.


  • Pesadillas. Me parecía incluso una tontería pero jolín si es cierto ehh. Creo que he soñado todas las rupturas posibles con mi chico. Le dejo yo, me deja él incluso súper broncas. Discusiones con mi familia, discusiones con la suya. Solo pensar que aún falta un mes me da por pensar que no deben  quedar muchas pesadillas que tener. Pero no creo de ninguna de las maneras que sean dudas. Es tensión pura y dura.
  • Perder peso. Yo no he perdido mucho, aún. He empezado a perder estos últimos 15 días pero nada exagerado. Supongo que este punto os lo podré resolver pasada la boda.
  • Insomnio. Dormir duermo, lo que me cuesta es quedarme dormida. Una vez lo consigo duermo de un tirón y descanso. Pero vueltas en la cama doy… como una centrifugadora.
  • Problemas digestivos. En mi caso si, yo soy muy delicadita del estómago y siempre que me pongo un poco nerviosa lo sufro directamente ahí. Hinchazón, molestias e ir al baño a menudo.
  • Madrugón. Aunque sea domingo y quiera dormir hasta las mil no hay manera. Me intento quedar en la cama incluso y nunca aguanto más allá de las 9.
  • Olvidos. Se me olvidan las cosas. Nunca os pasa que recorréis toda la casa en busca de algo y cuando llegas allí no sabes a que has venido?? Pues así continuamente.

Supongo que habrá más cosas, pero todavía no tan evidentes como para recordarlas de primeras y escribirlo aquí. Por eso digo que puede haber segundas partes.

¿Qué hago para minimizar todo esto? Pues creo que realmente es algo inevitable y algo por lo que hay que pasar he intentar disfrutar. Porque es algo que recordarás siempre y contarás y aconsejarás a los demás.  Si veo que me cuesta mucho mucho dormir, cae alguna valeriana. Mi madre compró un bono de spa para las dos. Que realmente solo ayuda en ese momento, pero  que agustito se está.Y nada, mantenerse ocupada (o se intenta) ya que empieza la cuenta atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario